sábado, abril 08, 2006

Netzahualcoyotl EL REY POETA segunda parte


NEZAHUALCÓYOTL, EL REY POETA
por Harold Alvarado Tenorio

Hace 600 años nació Nezahualcóyotl (1402-1472), o "Coyote hambriento". Fue hijo del rey Ixtlixóchitl y la princesa Matlalcihuatzin, hija del segundo señor de Tenochtitlan. Guerrero, constructor, legislador, pintor, filósofo y poeta, su biografía nace con el asesinato de su padre -cuando él contaba 16 años- y cuyos avatares: exilio, retorno, conjuras, alianzas y batallas tuvieron por finalidad el engrandecimiento de su reino. Según Fernando de Alva Ixtlixóchitl, su nieto, mató por su mano a 12 reyes, participó en 30 batallas, sujetó a 44 reinos, nombró generales a 43 de sus hijos y al 44 lo mató por belicoso y soberbio.
Reunió a todos los sabios y filósofos de su tiempo y alcanzó a saber que había un solo Dios verdadero, al que llamó "Tloque Nahuaque". Castigó los delitos con rigor pero fue misericordioso y agradecido. Para los nahuas la vida civilizada existía si en las ciudades había lugares para el canto y el baile. Las cuicacalli, casas de canto, estaban junto a los templos y en ellas vivían los maestros en música, canto y danza. En las festividades se usaban los tambores huéhuetl y tponaxtli, sonajas, flautas y caracoles. Los asuntos de las canciones eran las hazañas de los héroes, los elogios a los príncipes, lamentaciones por la brevedad de la vida y la gloria, elogios y variaciones sobre la poesía, poemas de amor y cantos divinos acompañados de pantomimas y juegos.
Los cuicapicque, autores de letras para los cantos, eran de dos clases: los que vivían en los templos y pertenecían a la casta de los sacerdotes y los de las casas reales, que ofrecían textos para las ocasiones memorables. Pero había también otros cuicapicque, los poetas propiamente dichos, que alcanzaban prestigio y eran muy solicitados por su arte para hacer perdurables hechos y sentimientos. Los primeros recibían, como orfebres, paga, los últimos sólo la gloria. Entre estos, en su mayoría príncipes y gobernantes, sobresalen, además de Nezahualcóyotl, Tlaltecazin de Cuauchinango, Nezahualpilli y Cacamatzin de Texcoco, Cuacuauhtzin, señora de Tula, Temilotzin de Tlatelolco, Tecayehuatzin de Huexotzinco, Ayocuan de Tecamachalco, Xicohténcatl el Viejo de Tizatlan y Chichicuepon de Chalco.
Entre todos ellos es Nezahualcóyotl de quien mayor número de textos se conservan: unos treinta y seis en total, y es también el único cuya obra cubre la totalidad de los temas náhuatl: indagaciones sobre la naturaleza y la función de la poesía, cantos a las flores y la primavera, meditaciones sobre las relaciones del hombre con la divinidad, lamentos sobre la fugacidad de la vida y los placeres, pensamientos sobre el otro mundo, elogios a guerreros y príncipes, etc. No hay, sin embargo, un solo canto a la vida erótica o al amor, ni rasgos de humor o gracia, quizás porque los tiempos que le tocó vivir no los requirieron o porque fueron considerados inadecuados a las circunstancias.
Los cantos de primavera, entre los que se cuentan los mejores de su obra, como Canto de primavera, Comienza ya, El árbol florido, Ponte en pie, percute tu atabal, tienen numerosas referencias a las casas de las flores, la variedad de las aves que allí estaban representadas, a las sonajas, tambores y cascabeles, al tabaco y al cacao, complementos de las fiestas. En la poesía de Nezahualcóyotl hay mucho más pensamiento que lírica.
Y sin que esta falte y con maravilloso resultado, su característica es la meditación sobre tres temas: la divinidad, el destino y la poesía.
La poesía es un don divino que nos es prestado para aliviar nuestro paso por el mundo. Las flores, es decir el poema, permiten darnos a conocer, nos dejan manifestarnos y engalanarnos por un momento, porque tanto ellas como él, retornan a la casa de la divinidad, al lugar de los que no tienen carne ni hueso. Feliz aquel que puede gozar de las flores y de los cantos porque son alegría, camino al misterio de la existencia y nos permiten conocer con trascendencia. Año XI, N° 1472, 25 de mayo de 2002 LatinAmerican Post

Mi hermano el hombre

Netzahualcóyotl

Amo el canto de zenzontle pájaro de cuatrocientas voces, amo el color del jade y el enervante perfume de las flores, pero más amo a mi hermano: el hombre.

NO ACABARÁN MIS FLORES

No acabarán mis flores, no cesarán mis cantos.

Yo cantor los elevo, se reparten, se esparcen.

Aún cuando las flores se marchitan y amarillecen,

serán llevadas allá al interior de la casa del ave de plumas de oro.


Netzahualcoyotl

CON FLORES ESCRIBES


Con flores escribes,

Dador de la vida,con cantos das color,

con cantos sombreasa los que han de vivir en la tierra.

Después destruirás a águilas y tigres,

solo en tu libro de pinturas vivimos,aquí sobre la tierra.

Con tinta negra borrarálo que fue la hermandad,

la comunidad, la nobleza.

tú sombreas a los que han de vivir en la tierra
Netzahualcoyotl

Dolor del canto
Romances de los Señores de la Nueva España

Oye un canto mi corazón:
me opongo a llorar:
me lleno de dolor.
Nos vamos entre flores:
tenemos que dejar esta tierra:
estamos prestados unos a otros:
¡iremos a la Casa del Sol
!Póngame yo un collar de variadas flores:
en mis manos estén:
¡florezcan en mis guirnaldas!
Tenemos que dejar esta tierra:
estamos prestados unos a otros:
¡nos vamos a la Casa del Sol!
YO, NETZAHUALCOYOTL, LO PREGUNTO
Yo Netzahualcoyotl lo pregunto
¿Acaso de veras se vive con raíz en la tierra?
No para siempre en la tierra:sólo un poco aquí.
Aunque sea de jade se quiebra,aunque sea de oro se rompe,
aunque sea plumaje de quetzal se desgarra.
No para siempre en la tierra:sólo un poco aqui.

Netzahualcoyotl
SÓLAMENTE ÉL

Solamente él,
el dador de la vida.
Vana sabiduría tenía yo,
¿acaso alguien no lo sabía?
¿Acaso alguien no?
No tenía yo contento al lado de la gente.
Realidades preciosas haces llover,de tí proviene tu felicidad,
¡Dador de la vida!Olorosas flores,
flores preciosas con ansia yo las deseaba,
vana sabiduría tenía yo...

Netzahualcoyotl
Qué les pareció este primer encuentro con la poesía casí desconocida del Rey poeta, quien expresó como nadie el sentimiento de un indigena noble del México prehispánico, quienes les atribuían falta de sensibilidad y gran salvajismo, y hasta algunos frailes extraviados les tildarón de realizar cultos demoniacos???, basta oir a veces para saber el tamaño de la ignorancia, de la falta de sentido profundo de las cosas, supongo que así les ocurrió a muchas culturas desconocidas y conquistadas por los imperialistas que solo sabían de armas y de riquezas para fomentar sus desordenados estilos de vida.
Nadie habla de esos procesos de "Purga racial" que hicieron los "Conquistadores" pero fueron bestiales e innecesarias las milenarias muertes de indigenas, privaron al mundo de una sensibilidad que de algún modo se quedo para siempre en la expresión poética y sabia de Netzahualcoyotl.
Bueno los dejo con estos conceptos poderosos de un poeta universal, filósofo y al mismo tiempo rey Texcocano.
Me gustaría mucho conocer sus impresiones, por acá los espero con mucha curiosidad, los saluda afectuosamente el profe mexicano

4 comentarios:

miriam dijo...

ps ami me a facinado la historia de este gran poeta desde que por primera vez escuche de el en la primaria.
lastima que muchos de sus trabajos se ayan perdido por las personas ignorantes de aquella epoca que no valoraron su trabajo
y que aun ahora muchos no son capaces de sentirse orgullosos de nuestra cultura.

sin mas que decir muchas gracias por publicar algunos de sus poemas.

Mario Dorantes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mario Dorantes dijo...

No conocía mucho de él, pero el poema de "Lo Pregunto de Nezahualcóyotl" me encantó.

La Rosita dijo...

Muchas gracias por mostrar la poesía genuina de América, olvidada. La poesía de Nezahualcóyolt me produjo verdad en sus palabras, como la fidelidad de transmisión de las sensaciones de aquellos aires, una relación directa y simbiótica con la alegría de la belleza y su goce.
saludos
joaquin